0

BLOG CORPORATIVO

Blog Corporativo Chavsa

BUENOS ESPACIOS DE TRABAJO PARA OFRECER UN BUEN SERVICIO

Por Javier Centenera
23 de noviembre de 2018
Buen espacio de trabajo
Etiquetas:

5 (100%) 1 vote


Post escrito por María Sánchez (Responsable de Calidad en CHAVSA)

¿Es posible dar un servicio de calidad a nuestros clientes sin contar con un espacio de trabajo adecuado?

Parece lógico pensar que no. Y tanto es así, que la propia norma ISO 9001:20015, sobre “Sistemas de gestión de la calidad. Requisitos”, dedica su apartado 7.1.3 a la infraestructura de la organización, incluyendo la propia norma a los espacios de trabajo. Así, este aspecto constituye uno de los requisitos de carácter obligatorio de los Sistemas de Gestión de la Calidad de las organizaciones.

El citado apartado de la norma promueve la aplicación de forma constante de una política de mantenimiento y adecuación de los espacios de trabajo utilizados por las empresas, articulada en 3 etapas:

  • DETERMINAR: Se requiere identificar claramente cuáles son los recursos de infraestructura que la organización necesita para lograr la conformidad con los requisitos del producto o el servicio. Y entre esos recursos la norma cita específicamente los edificios, espacios de trabajo y servicios relacionados. Para llevar a cabo esta etapa, y desde el momento en que nos planteamos crear o modificar instalaciones para nuestra organización, es fundamental llevar a cabo una rigurosa labor previa de toma de necesidades y de planificación.
  • PROPORCIONAR: Una vez que han sido determinados los recursos necesarios (necesidades), éstos deben ser proporcionados a quienes los necesiten dentro de la organización.
  • MANTENER: Se requiere que la organización efectúe determinadas actividades de mantenimiento sobre los espacios de trabajo para que estos continúen brindando las mismas prestaciones que aseguren a la organización lograr la conformidad con los requisitos del producto o el servicio (generando reducción de paradas imprevistas o disminuciones de rendimiento, gestión más racional del capital humano, compra ordenada de repuestos y prolongación de la vida útil de los equipos, entre otros beneficios). Este mantenimiento debe incluir la adecuación de las instalaciones a las futuras necesidades de producción/prestación de servicio de la organización, e imbuir al proceso de mantenimiento de la estrategia del ciclo continuo PDCA (Plan, Do, Check, Act), como principio determinante de los sistemas de gestión de la calidad. Esto implica llevar a cabo un mantenimiento planificado (preventivo) y no sólo reactivo.

Imagen interior

Queda constatado que el funcionamiento eficiente de los procesos y, por tanto, la calidad ofrecida a nuestros clientes, dependen directamente del adecuado desempeño de las instalaciones y espacios de trabajo. Y desde CHAVSA, como expertos en Facility Management, estamos preparados para ayudarte a lograr la optimización de estos para un desempeño orientado a la excelencia en el servicio.

No te lo pienses y acude a nosotros en busca de orientación y consulta. Estamos para ayudarte a desarrollar el mejor espacio de oficina para mejorar tu rendimiento empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *