0

BLOG CORPORATIVO

Blog Corporativo Chavsa

Smart Buildings. Ya no es ciencia ficción, ya es realidad

Por Ana Belén Crisóstomo
7 de julio de 2017

Rate this post

Edificio inteli…¿qué?

Desde hace un tiempo la palabra SMART está ligada a nuestras vidas. La escuchamos referida a muchos objetos, Smart watch, Smart TV, Smart phone, Smart buildings, Smart city… parece que para encajar en el presente, todo debe ser INTELIGENTE. Sin duda es un concepto de moda. Ya hablamos hace unas semanas sobre este concepto en el III Congreso sobre Edificios Inteligentes, pero hoy queremos ahondar un poco más en esta interesante innovación.

Según la RAE, un EDIFICIO INTELIGENTE es aquel “que está controlado por computadora y es capaz de responder a cambios del entorno para establecer las condiciones óptimas de funcionamiento sin intervención humana”. Sin embargo, cuando nos vamos al significado de PERSONA INTELIGENTE, nos dice que es “el que tiene inteligencia” teniendo esa palabra como significado “Capacidad de entender o comprender”, “Capacidad de resolver problemas”, “Conocimiento, comprensión, acto de entender”, “Habilidad, destreza y experiencia”.

edificios-inteligentes

Pero no podemos olvidarnos de las personas…

Aunque a priori su propio significado deja fuera la “intervención humana”, después de escuchar varias charlas sobre esta materia me quedo con tres palabras claves TECNOLOGÍA, PERSONAS y PROCESOS. A día de hoy, un SMART BUILDING está lejos de funcionar sin intervención humana (aunque lejos, medido según la evolución de la tecnología en los últimos años, quizás signifique que esté más cerca de lo que pensamos).

Los Smart Buildings se centran en el control y la automatización de procesos, incluyendo la gestión de la eficiencia energética, la iluminación, la climatización, la seguridad y el control de accesos, sistemas audiovisuales y videovigilancia, y el control total de los distintos sistemas de los edificios desde un ordenador o estación de trabajo.

El objetivo es maximizar la funcionalidad del edificio, mejorando la eficacia del mismo, proporcionando el mayor número de prestaciones, garantizando la accesibilidad, aumentando la seguridad al máximo, e incrementando el ahorro energético y la eficiencia.

Un Smart building debe estar concebido como tal desde sus inicios, por lo tanto, es algo que se debe desarrollar desde el mismo momento de su concepción, durante toda la fase de proyecto, seguido de la fase de construcción y alcanzar toda la vida útil del mismo. Durante todo ese periodo están implicadas las tres palabras claves TECNOLOGÍA, PERSONAS y PROCESOS.

Smart buildings: perspectiva de futuro.

Después de ver ejemplos de edificios inteligentes hay dos cuestiones que parecen clave para la evolución de estos SMART BUILDINGS,

  • una de ellas es ¿qué hacemos con la cantidad de datos obtenidos? Se necesita una buena y rápida gestión de los mismos para sacar partido a la tecnología aplicada. Este punto es clave para la consecución del objetivo final
  • la otra es ¿cómo se utilizan los Smart building por el usuario? La última fase del edificio inteligente es el uso del mismo por el usuario final (habitante si se trata de vivienda), por lo tanto, debe ser un sistema fácil de gestionar para obtener verdaderos resultados. Debemos ser capaces de diseñar, implantar y posteriormente gestionar, edificios donde el usuario se sienta cómodo y realmente se les facilite la vida. Diseñar e implantar soluciones y tecnología que verdaderamente aporten un valor al usuario y que sepan utilizar.

 

perspectiva-edificios-inteligentes

Perspectiva edificios inteligentes

 

Aún queda camino por delante, pero llegará un momento en el que no haya edificios inteligentes, simplemente lo serán y lo veremos como algo normal. Un edificio que mejore la forma de vivir, un edificio inteligente.

Ya no es ciencia ficción, ya es realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *