Frank Lloyd Wright o el genio de la arquitectura orgánica

Frank Lloyd Wright o el genio de la arquitectura orgánica

Frank Lloyd Wright

El pasado 8 de junio se cumplieron 150 años del nacimiento de Frank Lloyd Wright, un maestro de la arquitectura y principal exponente de la arquitectura orgánica.

Nació con el nombre de Frank Lincoln Wright el 8 de junio de 1867 en Wisconsin, en una familia de origen británico y muy en contacto con la naturaleza, lo que influiría en su trabajo posterior.

 

Frank Lloyd, 1926.

Frank Lloyd, 1926.

Debido a la separación de sus padres, y con la intención de ayudar económicamente a su familia, Wright trabajó para el decano de la Universidad de Wisconsin mientras estudiaba ingeniería.

Tras dos años, decide abandonar la carrera y se traslada a Chicago donde comienza a trabajar con el prestigioso Joseph Lyman Silsbee. Pronto descubre que la visión de Silsbee es demasiado “convencional” para él, así que pasa a trabajar con Louis Sullivan, al que siempre consideraría como su maestro.

Sus primeras obras

De esta época data su primera obra, la Casa Winslow, la primera de las Prairies Houses, o Casas de la Pradera. Wright será quien introduzca la “arquitectura orgánica”, o lo que es lo mismo, la construcción debe derivarse directamente del entorno natural. Estas casas serán siempre unifamiliares y muy ligadas al entorno natural en el que se encuentran. En ellas también destaca la planta libre, el núcleo central será siempre una gran chimenea alrededor de la cual se disponen el resto de las estancias.

 

Frank-Lloyd-Wright-Casa-Winslow

Casa Winslow, 1894.

 

Creó además un concepto totalmente novedoso y rompedor en lo que refiere al diseño de interiores de los edificios. Rechazó la idea imperante hasta la época, donde se concebían los espacios interiores como estancias compartimentadas y cerradas, y fomentó el diseño de espacios amplios y libres, donde unas salas se abren a las demás, favoreciendo un espacio luminoso, y con sensación de amplitud. Diferencia las estancias utilizando divisiones de materiales ligeros, techos de diferente altura etc.

 

frank-lloyd-wright-sede-johnson-wax

Sede central de la Johnson Wax, 1939.

 

A lo largo de su carrera, continuó proyectando numerosas obras, que han sido realizadas en su mayoría. Aunque su producción fue prolífica, se podría resumir su legado arquitectónico en dos conceptos: la armonía entre naturaleza y arquitectura y lograr crear dentro de un gran espacio, otro espacio muy expresivo.

Frank Lloyd Wright falleció el 9 de abril de 1959 en Arizona.

Algunas de sus obras más conocidas son:

  • Museo Guggenheim de Nueva York, 1959

 

frank-lloyd-wright-museo-guggenheim

 

  • Hotel Imperial de Tokio, 1923

 

frank-lloyd-wright-palacio-imperial-japon

  • Fallingwater o Casa de la Cascada, 1939

 

frank-lloyd-wright-fallingwater-casa-de-la-cascada

Por sus palabras lo conoceréis

Además de su contribución a la historia de la arquitectura, a lo largo de su vida, Frank Lloyd Wright dejó para la posteridad numerosas reflexiones que dejaban a la vista su brillante mentalidad y visión sobre el mundo y la arquitectura.

frank-lloyd-wright-citas

Frank Lloyd Wright. Al Ravenna, 1954

 

“Lo único malo de la arquitectura son los arquitectos”

“Los médicos tapan sus errores con tierra, los abogados con papeles y los arquitectos aconsejan poner plantas”

“La juventud no es más que un estado de ánimo”

“Creo en Dios, sólo que lo llamo naturaleza”

“Los edificios, como las personas, deben ser en primer lugar sinceros, deben ser auténticos, y además tan atractivos y bonitos como sea posible”.

“La arquitectura debe pertenecer al entorno donde va a situarse y adornar el paisaje en vez de desgraciarlo”

                                                                                                                                                                                      

blank

Firma de Frank Lloyd Wright, 1947.

“La arquitectura es el triunfo de la imaginación humana sobre materias, métodos, y hombres, para poner al hombre en la posesión de su propio mundo”.