Construyendo para el Bienestar: La Importancia de la Certificación WELL en oficinas

Certificación WELL en Oficinas

Construyendo para el Bienestar: La Importancia de la Certificación WELL en oficinas

En la era moderna, donde el bienestar y la salud son prioridades, la certificación WELL ha surgido como un estándar crucial en la construcción de oficinas. ¿Pero qué significa exactamente tener una oficina con esta certificación? Es un estándar internacional que se centra en la promoción de espacios interiores saludables y sostenibles para mejorar el bienestar y la productividad de las personas que los ocupan. 

En este artículo, explicaremos en detalle cómo las oficinas diseñadas con esta certificación promueven la salud física y mental, la comodidad, la nutrición, la actividad física, el sueño y el bienestar emocional de sus ocupantes.

Los 10 Conceptos Clave de la Certificación WELL

 

Aire

El aire que respiramos dentro de una oficina es crucial para nuestra salud puesto que tiene un impacto en nuestra salud y bienestar. Las oficinas con certificación WELL están diseñadas para proporcionar una calidad de aire óptima, mediante sistemas de ventilación eficientes y la minimización de fuentes de contaminación, promoviendo un ambiente saludable para los trabajadores.

En ellas se implementan sistemas de ventilación de alta eficiencia que aseguran un suministro constante de aire fresco y limpio en todo momento. Además, se utilizan filtros de aire de alta calidad para eliminar partículas finas, alérgenos y otros contaminantes del aire, garantizando un ambiente interior saludable y libre de toxinas.

Se promueven prácticas de limpieza y mantenimiento regulares para prevenir la acumulación de polvo, moho y otros contaminantes que pueden afectar la calidad del aire interior. Se fomenta la utilización de materiales de construcción y productos de limpieza de bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles (COV) para reducir la emisión de sustancias nocivas en el aire.

Agua

El acceso a agua limpia y saludable es esencial para la vida. Este tipo de oficinas aseguran la calidad del agua potable y promueven su consumo adecuado, además de fomentar prácticas de conservación del agua y hábitos de consumo responsables y sostenibles.

Se establecen estándares rigurosos para la calidad del agua potable, asegurando que cumpla con los más altos niveles de seguridad y pureza. Se realizan pruebas periódicas para monitorear la calidad del agua y se implementan sistemas de filtración y purificación cuando sea necesario para garantizar su potabilidad.

Garantizan la calidad del agua y promueven su acceso equitativo y conveniente para todos los ocupantes de la oficina. Se instalan fuentes de agua potable en áreas de alto tráfico y se fomenta el uso de botellas reutilizables para reducir el consumo de plástico y promover la sostenibilidad.

Nutrición

La nutrición juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar general, y por ello, esta certificación reconoce esta conexión intrínseca entre lo que comemos y cómo nos sentimos. Al priorizar la nutrición saludable, estos espacios se comprometen a promover hábitos alimenticios que apoyen la salud física y mental de sus empleados.

Se diseñan para fomentar una alimentación equilibrada y nutritiva, proporcionando opciones de alimentos frescos, saludables y sostenibles en sus cafeterías, máquinas expendedoras y áreas de descanso. Se promueve la inclusión de frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras, mientras que se limita el acceso a alimentos procesados y altos en grasas saturadas, azúcares y sodio.

Además de ofrecer opciones saludables, también se promueve la educación y conciencia nutricional entre los ocupantes de la oficina, proporcionando información sobre los beneficios de una alimentación equilibrada y ofreciendo programas de bienestar que fomenten la adopción de hábitos alimenticios saludables.

Luz

La iluminación adecuada puede mejorar el estado de ánimo y aumentar la productividad. Es decir, tiene un profundo impacto en nuestro bienestar físico y emocional. Por este motivo, se prioriza la luz natural, minimiza el deslumbramiento y proporciona iluminación artificial de alta calidad para crear entornos saludables y sostenibles.

Se promueve el diseño de oficinas que maximizan el acceso a la luz natural, permitiendo que esta inunde los espacios interiores y cree un ambiente luminoso y acogedor. La luz natural no solo mejora la claridad mental y la productividad, sino que también regula nuestros ritmos circadianos y promueve un sueño más reparador durante la noche.

Además, se establecen estándares rigurosos para la calidad de la iluminación artificial, asegurando que esta sea adecuada para las tareas específicas realizadas en cada espacio y que no cause fatiga visual ni malestar. Se priorizan las tecnologías de iluminación eficientes y de bajo consumo que minimizan el deslumbramiento y la variabilidad en la intensidad de la luz, creando entornos más confortables y saludables para sus trabajadores.

Actividad Física

El movimiento es clave para llevar una vida saludable. Este tipo de oficinas fomenta la actividad física mediante la incorporación de espacios para el ejercicio y la promoción de hábitos activos entre los trabajadores.

Están diseñadas con espacios que inspiran y facilitan la actividad física, desde gimnasios y áreas de entrenamiento hasta escaleras accesibles y senderos para caminar al aire libre. Estos espacios están diseñados no solo para promover el ejercicio regular, sino también para integrar la actividad física en la rutina diaria de los ocupantes.

Se fomenta la implementación de políticas y programas que apoyen un estilo de vida activo, como incentivos para caminar o andar en bicicleta al trabajo, clases de ejercicio en el lugar de trabajo y la promoción de reuniones a pie. Estas iniciativas no solo mejoran la salud física de los ocupantes, sino que también pueden aumentar la productividad, la creatividad y la satisfacción laboral.

Confort Térmico

Mantener una temperatura confortable es fundamental para el bienestar. Las oficinas WELL controlan cuidadosamente la temperatura y la humedad para garantizar un ambiente interior agradable en todo momento.

El confort térmico no se trata solo de mantener una temperatura agradable, sino también de garantizar que esta sea uniforme en todo el espacio y que se pueda ajustar según las preferencias individuales. Las oficinas están diseñadas con sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) que brindan un control preciso sobre la temperatura y la humedad, asegurando un ambiente cómodo en todo momento.

Además, se promueve el diseño de espacios que maximizan el acceso a la luz natural y la ventilación cruzada, permitiendo la regulación pasiva de la temperatura y reduciendo la dependencia de los sistemas mecánicos. Esto no solo mejora la eficiencia energética de la oficina, sino que también crea un ambiente más saludable y confortable para sus empleados.

Sonido

El ruido excesivo puede ser perjudicial para la salud y la concentración, por ello este tipo de oficinas están diseñadas para minimizar la intrusión del ruido exterior y optimizar la calidad acústica interior, creando así entornos acústicamente confortables. Esto se logra a través de la incorporación de materiales de aislamiento acústico, la selección cuidadosa de equipos y sistemas que producen poco ruido y la implementación de diseños arquitectónicos que reducen la reverberación y el eco.

Además de controlar el ruido externo, también se promueve la creación de entornos interiores que faciliten la concentración y la comunicación efectiva. Esto incluye la planificación cuidadosa de la distribución de espacios, la incorporación de áreas de trabajo tranquilas y la minimización de distracciones sonoras que puedan afectar la productividad y el bienestar de los trabajadores.

Al optimizar el sonido en los espacios construidos, se reconoce el impacto significativo que el ruido puede tener en la salud física y mental de las personas. Al proporcionar un ambiente tranquilo y acústicamente saludable, podemos mejorar la concentración, reducir el estrés y promover el bienestar general de quienes ocupan estos espacios.

Materiales

La elección de materiales de construcción y acabados puede afectar a la calidad del aire interior. Para ello, se utilizan materiales no tóxicos y sostenibles para crear espacios interiores saludables y seguros, asegurando el bienestar de los empleados.

Los materiales utilizados en la construcción deben cumplir con estrictos estándares de calidad, garantizando que no emitan compuestos orgánicos volátiles (COV) dañinos para la salud. Además, se priorizan los materiales naturales y sostenibles que minimizan el impacto ambiental y promueven la salud de quienes los utilizan.

Desde pinturas sin VOC hasta pisos de madera certificada por organizaciones de manejo forestal sostenible, cada elección de material en una oficina certificada por WELL está cuidadosamente considerada para garantizar un entorno saludable y sostenible.

Salud Mental y Emocional

En el mundo acelerado y cada vez más exigente en el que vivimos, la salud mental y emocional se ha convertido en un tema de vital importancia: el bienestar emocional es tan importante como el bienestar físico. Las oficinas con esta certificación promueven prácticas que reducen el estrés, fomentan la interacción social y crean entornos que apoyan la salud mental.

Desde la incorporación de áreas de meditación y relajación hasta la maximización de la entrada de luz natural y la reducción de ruidos molestos, cada aspecto del diseño y la operación de la oficina se realiza teniendo en cuenta el impacto en la salud mental y emocional de sus empelados.

Además, se fomenta la implementación de programas y servicios que apoyen la salud mental, como sesiones de mindfulness, asesoramiento psicológico y acceso a recursos de bienestar emocional. Estas iniciativas no solo ayudan a mitigar el estrés y la ansiedad, sino que también promueven un sentido de comunidad y apoyo entre los trabajadores.

Comunidad

Más que simplemente un grupo de personas que comparten un espacio físico, la comunidad se refiere a la creación de entornos que fomentan la interacción social, el apoyo mutuo y el sentido de pertenencia.

Al priorizar la comunidad en el diseño y la operación de oficinas, se crea un ambiente donde las personas se sienten valoradas, escuchadas y apoyadas. Esto no solo mejora el bienestar emocional de los individuos, sino que también puede tener un impacto positivo en la productividad, la creatividad y la satisfacción laboral.

Al crear espacios que promuevan la conexión y el apoyo mutuo, podemos construir comunidades más saludables y resilientes para todos.

En resumen, la certificación WELL va más allá de la construcción convencional al priorizar el bienestar y la salud de las personas. Al cumplir con estos 10 conceptos clave, las oficinas con certificación WELL no solo ofrecen espacios físicos, sino que también crean entornos que nutren, inspiran y promueven un estilo de vida saludable en todos los sentidos para todos sus empleados.